Cómo enviar un paquete en la oficina de correos

En varios países existe la forma de enviar paquetes a través de sus correos locales y/o nacionales.

En un principio, estos lugares se encargaban solo de enviar correspondencia (cartas y postales principalmente) y extendieron su modalidad ofreciendo ahora el servicio de paqueterías.

Si bien en cada país puede variar un poco el proceso, en general habrá que seguir estos 5 sencillos pero importantes pasos si es que deseamos que nuestro paquete llegue a destino de la mejor forma posible.

1) Preparar el paquete

Encuentra la caja del tamaño correcto para todo lo que tienes intención de enviar. Las cajas más grandes significan tarifas más altas y son innecesarias si se envían artículos pequeños.

Generalmente los servicios de paquetería te indican el tamaño mínimo y máximo a enviar así como las condiciones de las cajas. Por ejemplo que no lleven rótulos, marcas, etc.

Es preferible que la caja sea de un cartón con paredes laterales gruesas que no se romperán ni se pudrirán.

Ten presente que algunos servicios te piden ver primero el contenido antes de que cierres la caja por ello será necesario que lleves contigo elementos como cinta adhesiva o cinta de embalaje según se pida por la empresa.

Si los artículos son frágiles, cerciórate de colocar embalaje suficiente como un cojín con el papel de repuesto, el abrigo de la burbuja, el periódico empaquetado, o algo más suave.

2) Etiqueta el paquete

Es importante que lleves tus datos personales completos y sin ningún tipo de error al igual que los datos del destinatario.

Los datos que generalmente se solicitan son: el nombre (de ambas partes), la dirección (de ambas partes).

En algunos lugares te proporcionarán la etiqueta correspondiente con los datos proporcionados lista para pegarse en tu paquete. De lo contrario, bien puedes apoyarte en hacerlo tu mismo llevando un papel con ambos datos para pegar dicha hoja en el lado más largo del paquete.

3) Calcular el precio de envío

Basado en el peso, el tamaño del paquete y el destino del paquete es como se determinará el costo de envío.

Antes de hacer todo el proceso, vale la pena que tu paquete sea pesado previamente para que tengas una idea de lo que te constará el envío y así tomes la decisión antes de hacer todo un empaque complejo y el proceso de etiquetado.

4) Determinar el método de envío

Existen numerosos métodos de envío que tienen diferentes costos.

Prioridad. Esta es una opción más costosa ya que si deseas que llegue rápido (en 2-3 días hábiles) posiblemente el uso del correo local no sería tu opción. Ya sea que recurras a un servicio de paqueterías de la competencia o que tu propio correo local ofrezca este servicio express, esto te saldrá más caro.

Prioridad Mail Express. Esta es una opción aún más costosa en donde se enviará tu paquete a su destino durante la noche.

Nacional. Esto significa que estás enviando tu paquete dentro del mismo país.

Internacional. Esto significa que estás enviando tu paquete fuera de tu país, por lo que los costos pueden incrementar.

Estándar. Estándar es la opción más barata en donde el paquete llegará a su destino en 5 a 7 días hábiles.

5) Enviar tu paquete

Ahora resta llamar al destinatario para que esté al pendiente del envío de acuerdo al paso 4. Es importante que le proporciones el código de envío o la referencia para que ambos monitoreen el estado del paquete y puedan reclamarlo.

En varios países existe la forma de enviar paquetes a través de sus correos locales y/o nacionales.

En un principio, estos lugares se encargaban solo de enviar correspondencia (cartas y postales principalmente) y extendieron su modalidad ofreciendo ahora el servicio de paqueterías.

Si bien en cada país puede variar un poco el proceso, en general habrá que seguir estos 5 sencillos pero importantes pasos si es que deseamos que nuestro paquete llegue a destino de la mejor forma posible.

1) Preparar el paquete

Encuentra la caja del tamaño correcto para todo lo que tienes intención de enviar. Las cajas más grandes significan tarifas más altas y son innecesarias si se envían artículos pequeños.

Generalmente los servicios de paquetería te indican el tamaño mínimo y máximo a enviar así como las condiciones de las cajas. Por ejemplo que no lleven rótulos, marcas, etc.

Es preferible que la caja sea de un cartón con paredes laterales gruesas que no se romperán ni se pudrirán.

Ten presente que algunos servicios te piden ver primero el contenido antes de que cierres la caja por ello será necesario que lleves contigo elementos como cinta adhesiva o cinta de embalaje según se pida por la empresa.

Si los artículos son frágiles, cerciórate de colocar embalaje suficiente como un cojín con el papel de repuesto, el abrigo de la burbuja, el periódico empaquetado, o algo más suave.

2) Etiqueta el paquete

Es importante que lleves tus datos personales completos y sin ningún tipo de error al igual que los datos del destinatario.

Los datos que generalmente se solicitan son: el nombre (de ambas partes), la dirección (de ambas partes).

En algunos lugares te proporcionarán la etiqueta correspondiente con los datos proporcionados lista para pegarse en tu paquete. De lo contrario, bien puedes apoyarte en hacerlo tu mismo llevando un papel con ambos datos para pegar dicha hoja en el lado más largo del paquete.

3) Calcular el precio de envío

Basado en el peso, el tamaño del paquete y el destino del paquete es como se determinará el costo de envío.

Antes de hacer todo el proceso, vale la pena que tu paquete sea pesado previamente para que tengas una idea de lo que te constará el envío y así tomes la decisión antes de hacer todo un empaque complejo y el proceso de etiquetado.

4) Determinar el método de envío

Existen numerosos métodos de envío que tienen diferentes costos.

Prioridad. Esta es una opción más costosa ya que si deseas que llegue rápido (en 2-3 días hábiles) posiblemente el uso del correo local no sería tu opción. Ya sea que recurras a un servicio de paqueterías de la competencia o que tu propio correo local ofrezca este servicio express, esto te saldrá más caro.

Prioridad Mail Express. Esta es una opción aún más costosa en donde se enviará tu paquete a su destino durante la noche.

Nacional. Esto significa que estás enviando tu paquete dentro del mismo país.

Internacional. Esto significa que estás enviando tu paquete fuera de tu país, por lo que los costos pueden incrementar.

Estándar. Estándar es la opción más barata en donde el paquete llegará a su destino en 5 a 7 días hábiles.

5) Enviar tu paquete

Ahora resta llamar al destinatario para que esté al pendiente del envío de acuerdo al paso 4. Es importante que le proporciones el código de envío o la referencia para que ambos monitoreen el estado del paquete y puedan reclamarlo.